En un lugar donde todos son iguales y hacen lo mismo todos los días, trato de ser diferente y romper la rutina. Simplemente se trata de vivir. Amo que me llamen Priscila.